El arbolito

Quienes me conocen de hace tiempo saben cuanto me quejaba de que mi jardín era oscuro y sólo podía poner plantas de sombra…

¿Conocen el dicho: “Ten cuidado con lo que deseas pues se puede cumplir”?
Aplica perfectamente en este caso. Les cuento:

Resulta que la vecina tumbó el árbol que está frente a la suya porque (¿Qué más podría ser?) quería meter el coche de su hija que viene de vez en cuándo a visitarla (no, la señora no tiene coche propio) y además los árboles sólo echan basura.

Si todavía no nos cabe en la cabeza que “tu y yo somos uno mismo uoooo uo” más vale que lo vayamos reflexionando… mi casa se volvió mucho más cálida, hemos tenido que mantener el ventilador encendido TODA la temporada de calor, con una temperatura menos fuerte que otros años y mi jardín es una zona de desastre, no hay planta que haya sobrevivido, ni siquiera mi hermoso alcatráz… poco a poco ví como todas mis plantas fueron muriendo.

Es triste como no nos damos cuenta de lo mucho que nos sirven las plantas y de lo mucho que le debemos a los árboles.

Si el mundo se queda sin plantas la humanidad se extingue…
Si el mundo se queda sin humanos la vida animal y las plantas florecerán…

¿No te dice mucho de lo que somos?

Y esto es sólo un pequeño ejemplo de lo que ha venido sucediendo por mi barrio. Me da mucha tristeza ver como poco a poco se ven menos jardines, menos plantas en las casas, menos árboles…

Y esto es en una escala pequeña, lo que yo veo todos los días, lo que vivo… en una escala mayor el desastre debe ser monumental (y no digo cifras, porque no tengo a la mano estadísticas y este no es un artículo, sólo es una reflexión) e irreversible, somos tan egocéntricos que preferimos meter nuestro coche imaginario a resguardo a salvar y tratar de mantener una vida que nos va a retribuir con mucho más que sólo “basura” en el piso 🙁

Si soy medio amargosa

Siempre he sido amargosa, me molestan los grupos grandes de gente, sobre todo si es gente desconocida, seguramente voy a hacer todo lo posible por no estar… y si voy, seguro me pongo neurótica días después o me encierre en mi cuarto lejos de la humanidad.

Es lo normal para mi… necesito mi silencio y mi calma

Este silencio se ve interrumpido de manera constante por las redes sociales y es curioso porque estoy entrando en una étapa de nihilismo con respecto a ellas, hasta hace poco si la gente decía algo incorrecto, yo mandaba links que probaban lo contrario o comentaba el error, de manera amable, nunca me ha interesado crear polémica.

Sin embargo ahora estoy en modo “mevalemadre”

Empezó porque algunas personas se ofendían por la corrección, quizás son mis pocas habilidades sociales y está bien, quizá se sintieron en evidencia; otras veces claramente eran fanáticas de sus opiniones y no querían cambiarlas, está bien.

Hoy acabo de leer una nota que resulta ser bastante sensata y personas con estudios estaban diciéndo sandeces… empecé a escribir… borré, escribí más sutil… volví a borrar… la gente no quiere cambiar de opinión ¿para qué me desgasto? lo dejé por la paz.

El asunto es que las redes sociales están empezando a ser molestas para mi, demasiado ruido, demasiados egos, demasiados “yo”

Silencio.

de Cronicidades…

pero no de cronos bueno si, de cierta forma…

Hay algo que me molesta un montón y que he estado viendo cada vez más en las redes sociales. Es el asunto de culpabilizar al enfermo por sus padecimientos, que si el cáncer es por enojos y rencores guardados, que si te enfermas de gripe es porque no dijiste algo, que si es de la panza es porque nosequé…

El enfermo crónico ya se siente culpable, porque no puede cuidar a su familia, algunos no pueden trabajar, otros necesitan apoyo para las situaciones más básicas, ya se siente mal por no cumplir con sus propios sueños.

Y luego para agregarle eso, está el síndrome del impostor que también les da a muchos enfermos crónicos, en los que, luego después de escuchar tanto que todo está en su cabeza, empiezan a creérsela y empiezan a sentir que no son merecedores de los cuidados que necesitan y eso hunde aún más a una persona en estas condiciones.

Culpar al enfermo por su enfermedad no sólo me parece inhumano, me parece cruel, me parece gandalla, entiendo que quien lo hace no ha estado nunca en esas condiciones y de ahí la falta de empatía, no sabe, no puede imaginar lo que es estar enfermo más de una semana y está bien, qué bueno que tenga salud. Lo que está mal, es culpar al otro por sus enfermedades, porque ya suficiente lo ha hecho la persona y los cuidadores (muchas veces) y los médicos y enfermeras que lo atienden, créeme, no vas a llegar con nada novedoso, mejor haz la diferencia.

Si estás ante un enfermo crónico, por favor, no le digas que es por su culpa, que es por lo que se ha guardado y por lo que no ha dicho, si no sabes qué decir, mejor cómprale un helado de su sabor favorito, enciende Netflix y pongan la película más tonta que se les ocurra; dile que no sabes por lo que está pasando, pero que lo quieres, eso es honesto.

Leí hoy en la mañana un tuit culpando a los enfermos por sus enfermedades y lo decía con tal seguridad, suficiencia y superioridad que me dieron ganas de perder la elegancia y soltarle un par de palabrotas de las que me sé… obviamente no hubiera ganado nada, porque como dije, el tipo estaba muy seguro de lo que decía. Por otro lado me agradecí estar rodeada de gente hermosa a la que quiero y puedo ayudar y que me dan manada cuando la necesito… ese monito fue un retuit de alguien, ojalá ninguno de los que estén a su alrededor sea enfermo crónico.

En el bosque

A inicios de año fuí a un bosquecito que está a unos 20 minutos de mi casa, es de los últimos pulmones que quedan en la ciudad y la gente lo quiere mucho* después de una caminata larga nos fuimos a acostar a una zona con pasto y a la que le llegaba el sol de una forma espectacular…  la paz era inmensa, me sentía casi como Blanca nieves en el bosque, se escuchaban pajaritos, murmullos de gente a lo lejos, paz y tranquilidad, cerré los ojos y el sol traspasaba mis párpados, calentaba mi ropa y mi piel y me hacía sentir integrada al flujo de la vida de una forma que no entiendo ni quiero razonar.

Cuando force mi conciencia a regresar me quedé pensando en lo bien que se siente tener contacto directo con la tierra, estar pegados y luego llegó a mi mente la idea de… ¿Por qué nos hicimos esto? pensando obviamente en la ciudad, ¿por qué nos alejamos del campo? ¿por qué dejamos de  cuidar a los animales y las plantas y dejamos la vida de la tierra?

Obviamente por una vida más cómoda, con menos esfuerzo pero ¿es así? ¿lo logramos? No lo sé… dice mi papá que trabajar en un escritorio no es trabajo y creo que tiene mucho de razón, pero no por eso no deja de ser cansado y agotador.

*(aunque la gente también quiere espacio para estacionar su coche y entonces ni modo bosque, mi hueva es primero y no me importa que te tengan que rebanar un pedazo -otro- porque no me voy a subir a un camión con la perrada; también apoyan a las constructoras que le roban espacio al bosque… si somos idiotas, contradictorios y egoístas)

 

Limpieza de redes sociales

Parece que internet sólo habla de una cosa y puedo vaticinar que nos quedan -al menos- 4 años de lo mismo y es normal, nos afecta a todos, así como el hecho de que yo trabaje hoy o no, afecta a mucha gente a mi alrededor, es normal, está bien, estamos interconectados y lo acepto sin demasiado berrinche.

El punto es que parece que los medios de comunicación están haciendo todo lo posible por hacer más grande el asunto, mas miedo, mas tensión, más, mas… y todos estos ‘mas’ no son para nada positivos.

Llevo casi 10 años en tuiter y en ese transcurso, he ido coleccionando cuentas de diarios, agencias noticiosas, reporteros, críticos políticos -de los de verdad-, etc. al punto de que mi cuenta de tuiter estaba llena de ‘ese tema’ todo el tiempo, stress, stress y más stress.

Si, el mundo se va a acabar…  algún día
Si, si, estamos en una crisis… pero así ha sido desde hace mucho
Si, van a cambiar muchas cosas… pero el hecho de que yo viva con miedo, no cambia las cosas.

Así que agarré mi cuenta de tuiter, ví a quien seguía y empecé a depurar, se fueron agencias noticiosas, politólogos, políticos, cuentas de gobierno, cuentas de policía, cuentas alarmistas, extremistas, etc. dejé sólo a personas y cuentas positivas, de gente que deja cosas buenas y buenaondez.

El asunto es que después de hacer eso es que mi timeline de tuiter se volvió un lugar mucho más amable, noté en seguida que me daban más ganas de escribir cositas ahí, de entrar a leer lo que decían mis amigos -y los que no conozco en persona también, dejé de agobiarme por el estado del mundo.

Estoy segura de que las cosas siguen igual, conmigo o sin mi, pero también estoy segura de que al mundo le sirve más una persona positiva que una que una con miedo y que ve todo oscuro.

Empleabilidad

De la universidad me mandaron un artículo sobre empleabilidad y cuales son las características necesarias para ser empleable, además de otros artículos mucho más chonchos sobre el tema.

En mi partícular punto de vista, creo que el ‘concepto’ de empleabilidad se queda corto con el significado, empleabilidad va más allá de si puedes mantener un empleo o no, si eres atractivo para una empresa o no. Es conocer, entender qué es lo que está pasando en el mundo real (fuera de los libros) es conocer qué es lo que está necesitando la gente allá afuera para poder hacerse un huequito y trabajar con eso ya sea como empleado, como freelancer o como cabeza de una empresa.

¿Quién eres?
¿Qué quieres de la vida?
¿A qué te quieres dedicar?

¿Eso a lo que te quieres dedicar es necesario en el mundo real?

Si no es así, es mejor hacer ajustes al plan, aprender lo que necesitas saber para salir adelante, para bien o para mal eso de ser ermitaño en una montaña no es posible, todos necesitamos de todos, incluso siendo ermitaño sigues formando parte del mundo, sigues necesitando alimento, agua y un techo.

Entonces y si volteamos el concepto ¿qué necesita el mundo de tí? ¿tienes esas capacidades?

Creo que es una forma mucho más noble de comprender el concepto.

No los entiendo

En general me cuesta trabajo entender a la gente, no sé, por lo mismo no soy muy afecta a tener demasiados amigos, tengo pocos, los cuento con los dedos de la mano; sin embargo hay algo que me ha estado haciendo ruido en estos días.

¿Qué onda con la gente que genera desinformación?

Hablo de gente como tú y como yo que incluso hacen imágenes quasi infográficas para difundir desinformación, ¿qué cuernos pasa por su cabeza? ¿qué es lo que pretenden lograr?

El otro día ví como una imagen de una cucaracha que según esto iba a acabar con la humanidad, casi casi decían que si la cucaracha te ve de mala gana, ibas a morir en segundos. Investigué un poco y resulta ser una cucaracha tóxica, pero que sin embargo vive en zonas tan deshabitadas y tan específicas que es casi imposible que te la encuentres.

Imágenes que dicen como nos acabamos cierta especie animal (con foto de otra especie), otras que dicen que hay disturbios en tal zona del país, cuando la foto es de hace 10 años y de otra zona totalmente distinta, notificando de muertos que llevan muertos bastante tiempo… etc. etc.

Mi pregunta es ¿qué pretende la gente generando desinformación? y peor todavía ¿que le pasa a la gente que difunde sin verificar?

Estamos enfermos de datos…