¿Qué onda con las ladies y gentlemen?

En estos ultimos tiempos, a cada rato, aparecen vídeos de gente comentiendo actos nefastos y prepotentes, a los que, para no dejar el asunto de la ironía, se les ha denominado “ladies” y “gentlemen”

Entiendo la razón de esto, es normal, necesitamos denunciar estos actos que nos hacen sentir impotentes ante la prepotencia de gente sin educación y que creen que el resto de los humanos sólo somos sus herramientas para que ellos puedan seguir siendo… ellos.

El punto es que he estado viendo demasiados ‘ejemplos’ estuvo la ñora que era diputada y se gritoneó a una chica de una aerolínea, el tipo empresario que golpeó a una persona por una tontera, la niña alcoholica fresa que chocó y reclamaba que la detuvieran (de estas ha habido varias) y mmmmh…

¿Qué hemos logrado exponiendo a estas personas?

Desde mi punto de vista, nada, alguien publica el vídeo, de pronto un montón de gente /a través de redes sociales/ decide montarse en su tarima de juez y empiezan a insultar a la persona del vídeo, con una superioridad moral que a ratos, me asusta ¿en serio tú nunca has manejado con unas copitas de más? ¿en serio tu nunca has sido prepotente con alguien?

Vuelvo a preguntar

¿De qué sirve exponer a estas personas?

¿Para sentirnos superiores? Me parece que esta es la única respuesta, nunca he leído a nadie haciendo un trabajo de introspección acerca del suceso, nunca he visto a nadie haciendo un análisis de lo que llevó a esa persona a hacer lo que esta haciendo, tampoco he visto que alguien decida entender y ponerse en los zapatos del otro. Y aun mejor… ¿Y si alguno de estos casos es tendencioso? ¿Y si esta persona estaba pasando un mal día? ¿Y si…

Nunca sabes lo que está viviendo el otro, no supongas, las guerras mundiales están basadas en supuestos y vé donde terminó todo.

Deja un comentario